Héctor Zerquera

Héctor Zerquera

Director de Palmares SS

Sancti Spíritus/Trinidad


Información sobre Héctor Zerquera

Vecino de 306 Calle Rosario entre Gloria y Gutierrez en Trinidad, Cuba. Además tiene otra casa en construcción en 45 Calle Gloria entre Rosario y Colon, Trinidad, Cuba
 

Héctor Zerquera de ladrón a represor en Trinidad

 
TOMADO DE PERIÓDICO CUBANO

Fuente del artículo: https://www.periodicocubano.com/hector-zerquera-de-ladron-a-represor-en-trinidad/

A continuación reproducimos las palabras íntegras de un trinitario que por miedo a la represión del régimen permaneció en el anonimato, pero que participó en las manifestaciones del domingo 11 de julio y también nos reveló de manera exclusiva para Periódico Cubano en una entrevista telefónica que todo lo que aquí expone es una realidad.

En el año 2015, a Héctor Rolando Zerquera Báez se le da la tarea por las altas esferas del MINTUR nacional, de concluir su labor como director general del complejo hotelero Brisas Trinidad del Mar ubicado en la Península Ancón y asumir la dirección de la entonces decadente Sucursal Palmares Sancti Spíritus, radicando en Trinidad pero con disímiles unidades dispersas en toda la provincia.

El funcionamiento de Palmares en Trinidad es bien conocido por todos. Las unidades se caracterizan por la alteración de precios y tomando la voz cantante en este sentido el llamado ‘Dulcinea’ enclavado en la misma esquina de la empresa y por donde a diario circula Héctor volviendo la cara para no darse por enterado de lo que sucede pues claro, Dulcinea como el resto de las unidades tienen que garantizarle a este señor su dinero y sus recursos, entiéndase mercancía de los inventarios de estos lugares y que después los trabajadores tienen que buscar la forma por supuesto a través de las conocidas ‘MULTAS’, para pagar los faltantes que generan las atenciones a su director.

Héctor Zerquera de ladrón a represor en Trinidad (1)

Héctor Zerquera represor del pueblo cubano. (Fotos tomadas de denuncias de Facebook)

A su regreso reúne en su casa a los escogidos de su Consejo de Dirección, jefes de unidades pudientes como ‘La Canchanchara’, ‘La Bodeguera Trinitaria’, ‘El Ranchón Ancón’, por supuesto su director de Operaciones y otros de sus secuaces lame botas.

¡Fiesta Privada! Esa noche Juan Carlos Salas (director de Operaciones Palmares Trinidad) tuvo la tarea de recorrer una a una las unidades de Palmares recogiendo en algunas, cajas de cervezas, en otras, botellas de whiskies y en otras, el famoso picadito, desde camarones y largos asados hasta aceitunas y queso Gouda. Así transcurrió la noche y madrugada con derroches y risas.

Cuando este señor se incorpora a trabajar reúne sus subordinados para analizar cómo iba la operación de la sucursal, siendo las conclusiones de la reunión las historias de su viaje a Europa con fotos incluidas y relatos de las maravillas del capitalismo porque señores si algo deja claro este hombre es que tiene mentalidad capitalista, le gustan los lujos y el buen vivir.

Es conocido por todos que en Trinidad hay dependencias de Palmares que sus jefes de turno son inamovibles (‘Restaurante Plaza Mayor’, ‘La Canchanchara’, ‘Ranchón Ancón y Grill Caribe’) estos dos últimos ya sufrieron movimientos de sus jefes de turno, pero la selección fue muy escogida.

El caso es que en estas unidades donde se generan grandes cantidades de efectivo y la llamada búsqueda es mayor hay que tener personas de la entera confianza de Héctor, pues la paga por estar al frente de ellas es alta. En temporada de alza turística son 100 CUC semanales o a veces más y repito como dije anteriormente el hombre no invierte un medio ni en aseo, ni en insumos de limpieza, ni en comida y en bebida mucho menos.

Señores los jefes o administradores de las unidades de Palmares los cambian constantemente de unidad y el comentario de pasillos de todos es el mismo, cuando van a rotar a Silvita, a Arderlaisi?.

¿La cerveza nacional en Palmares? Otra historia, la cerveza nunca sale a la población, ni en estos tiempos ni en otros, la cerveza se le vende a los dueños de paladares y hostales porque estos pagan por encima quedando la búsqueda como bien se conoce para repartirse. Así mismo pasa con los refrescos, las confituras y todo lo demás que se cataloga como PRODUCTO ESTRELLA. Nos cuestionamos si acaso Héctor no conoce estos pormenores.

Pues claro que los conoce y además se beneficia de la ilegalidad y el lucro. Las unidades palmareñas se caracterizan además por tener grandes faltantes en sus almacenes, es que todo el que es jefe llega y coge y después hay que pagar.

La introducción de mercancía es otro modus operandi, todo absolutamente todo el comestible es introducido señores, los trabajadores compran las materias primas en la calle para trabajar el turno y ese dinero de todas las ventas del día, se reparte entre el jefe de turno y por ende los trabajadores lógicamente después de reportar el plan que la unidad tiene para el día, pero si la cosa está mala pues se reporta algo aunque no se cumpla el plan, pero la búsqueda siempre tiene que estar. De lo cual Héctor es totalmente consciente.

Las fiestas con Manuel Marrero Cruz anterior ministro del Turismo, actualmente primer ministro de Cuba, aquellas fiestas con este señor no eran escondidas y dejaban mucho que desear. Cuando este hombre venía a Trinidad era atendido expresamente por su amigo Hectico. Se alojaba en la casa No 83 de la calle Amargura, aquí Luis Benítez, administrador del Complejo Ciudad, le llevaba a diario el desayuno que se le preparaba en la unidad ‘Dulcinea’. Grandes buffet con jamón serrano, pan baguette, ensaladas y jugos naturales porque el hombre es diabético.

Héctor Zerquera de ladrón a represor en Trinidad (2)

Perfil de Facebook de Héctor Zerquera. (Foto: Facebook)

En ‘La hacienda Guachinango’ los almuerzos y las tertulias eran famosos, el cerdo ahogado, la carne de res, los perniles de jamón serrano. En la ‘Taberna Sancti Spíritus’, ‘Restaurante Colonial’, ‘Restaurante El Grill Caribe’su preferencia por el ‘Chivas Regal’ es conocida y cuestionada y más allá de eso los faltantes para satisfacer la buena vida de Marrero Cruz.

Lo curioso de Marrero es que cuando fue ministro del Turismo visitaba de manera asidua a Trinidad y sus pies no pisaban los hoteles de la Península a los cuales llamó en una ocasión en son de burla ante un Consejo de Dirección Nacional: ‘Trisas Trinidad del Mar’, ‘Ascon’, y ‘Costre Azul’. Reconociendo que se estaban cayendo a pedazos y por los que Marrero sencillamente no sentía interés ninguno.

A veces pienso que el hombre solo se sentía atraído por la Extrahotelera y los Hoteles que operan a Modo Convencional (en efectivo), el todo incluido a este señor nunca le interesó.
Menciono a Marrero porque este personaje es fiel protector de Héctor, amigos a título personal.

Poco antes de ser nombrado primer ministro de Cuba, Marrero en shorts y chancleta prácticamente irreconocible por la no costumbre del trinitario de verlo vestido como turista, caminó las calles trinitarias acompañado de Hectico, buscando una casa en el casco histórico para comprar. ¿Con qué dinero? Imagino que sus ahorros hayan sido muchos, porque una casa hasta en ruinas en el Casco Histórico Trinitario cuesta miles y miles de dólares.

Cuando Palmares necesita una inyección grande de dinero para cumplir planes de ingreso, traen algún artista a cantar a Trinidad, repletas de personas la ‘Factoría Santa Ana’ o el Estadio de Trinidad. Según la connotación del cantante esa noche es larga, Palmares reporta grandes cantidades de efectivo generado por ventas de bebidas, pero, ¿qué pasa con lo que se cobra por entrar a los locales? Con esos miles se quedan algunos muy escogidos. ¡Ese dinero se cuenta cuando acaba la noche, en la madrugada, en la oficina de la Dirección de Palmares y ahí esa noche se reparten la MASCÁ!!!!!

Las casas de Héctor

Una en la calle Gutiérrez herencia de su madre desconozco si estará a su nombre aunque realmente lo dudo, es un hostal y con todas las condiciones por supuesto.

La de su esposa Magdalena es la casa familiar y la nueva adquisición en la calle Gloria, lindado su patio con el de la casa de su esposa. En esta vivienda la construcción fue motivo de atención de muchos trinitarios. Siempre estuvo a disposición de la misma un carro de Palmares, las meriendas y almuerzos de la brigada de albañiles por supuesto salía de las unidades de Palmares. ¿Y los recursos? Palmares siempre está de construcción, en las unidades palmareñas siempre hay algo que arreglar porque al hombre muy a conveniencia claro no le gustan ni lo viejo ni lo feo. Las cerámicas para el baño se rompen y rehacen los baños de 10 unidades aunque estos estén en perfecto estado y ahí salió la cerámica de la casita nueva y así con el cemento, con las puertas, con la iluminación y con hasta el más mínimo detalle que pueda necesitar el embellecimiento y la pulcritud de su proyecto de vida.

Hay tanto por decir, pero lo más triste es que todo esto es de dominio público que lo conocen las autoridades, las organizaciones políticas y todo el que represente al sistema.

La Empresa Estatal Socialista se ha convertido en la primera fuente para lucrar y mantener altos estándares de vida, eso es lo que realmente defienden. Eso es a lo que llaman Revolución y Patria. Que tristeza y que asco, defienden la doble moral, la corrupción, el robo autorizado y son los primeros en salir a dar palo cuando los cubanos de a pie que no tenemos sus poderes solo aclamamos LIBERTAD.




    Si usted considera o conoce a esta persona y sabe que no es un represor, por favor, haga su reporte aquí: